Turismo solidario
Lorem ipsum dolor sit amet, consetetur sadipscing elitr, sed diam nonumy eirmod tempor invidunt ut labore et dolore magna aliquyam erat, sed diam voluptua. Lorem ipsum dolor sit amet, consetetur sadipscing elitr.
Para una actividad turística más equitativa

EL TURISMO PARA EL DESARROLLO

Habida cuenta de su impacto económico y social, el turismo debe formar parte de las preocupaciones de todos, desde los organismos internacionales hasta el ciudadano individual, pasando por las empresas turísticas y las poblaciones de recepción. La actividad turística adquiere cada vez más importancia, implicando cada año varios centenares de millones de personas fuera de sus fronteras (más de 600 millones según la Organización Mundial del Turismo), incluida una gran parte de los países "ricos" hacia los países "pobres". Desgraciadamente, en numerosos casos, este turismo no aprovecha a las poblaciones de recepción; se hace incluso a menudo a su detrimento (sobreexplotación de recursos naturales, desplazamientos de populations…).

En la más parte de los casos, los turistas que pasan en los pueblos están en un sistema que no les permite incluir el universo cultural de los habitantes. Su programa de viaje a menudo ni siquiera les deja el tiempo intentar comunicar. Se deriva de los comportamientos deplorables (fotografías de los habitantes sin presentación previa, regalos inadecuados otorgados in situ...), o incluso chocando (incumplimiento de lugares consagrados...).

Estos turistas transportan, incluso a pesar suyo, una imagen de gran riqueza a los ojos de las poblaciones (coches 4x4, cámaras fotográficas...). Esto participa a desestabilizar el equilibrio social de los pueblos. Se constatan, en particular, en los jóvenes, reacciones de rechazo de su cultura tradicional, un desarrollo de la mendicidad y otras consecuencias difíciles a encauzar.

Esta es la razón por la que en un programa de turismo equitativo los encuentros verdaderos entre "visitantes" y "visitados", son privilegiados en cumplimiento de las tradiciones locales, que sea ventajoso tanto al unos que a los otros.

Las estancias intentan concederse a los principios del turismo equitativo que interesan todas las partes. Las comunidades de recepción participan directamente en organización de las estancias. Él s’agit d’un turismo elegido y controlado, no d’un turismo sufrido.

El patrimonio cultural se valoriza en su diversidad. Las condiciones se reúnen para encuentros ricos d’échanges entre los turistas y los habitantes. El respeto mutuo y el deseo de conocer mejor l’A son la base de estos programas. Los participantes locales de la estancia deben percibir una justa remuneración.

La utilización de medios administrados localmente para colocarse, restaurarse y desplazarse permite d’ass que la mayor parte de l’argent gastado resto in situ. Prestaciones turísticas de calidad, deben obtener al veraneante el placer que tiene derecho a esperar personalmente, respetando al mismo tiempo el ambiente ecológico y social del lugar.

Las repercusiones económicas del turismo deben permitir a las poblaciones locales participar en esta actividad utilizando lo más posible sus propios medios y remunerándolos exactamente precio, creando la emulación y velando por la aparición de su profesionalismo.

Las divisas se gastan directamente en los pueblos, se limita a los intermediarios pues. Esto permite que algunas inversiones estén realizadas localmente en cuanto a formación, logística, medio ambiente, etc...

Los beneficios generados (fuera de las reservas de seguridad para el organizador del viaje) deben volverse a invertir en integralidad sobre las regiones de destino para apoyar o crear actividades económicas generadoras de empleos y plusvalía, y que responden a necesidades reales formuladas por las poblaciones locales.

Más que cualquier otro, el Mondo Maya es un mundo que impone el respeto. Sus paisajes, sus habitantes, merecen una gran atención.

Los viajeros deben abordar con humildad a los campesinos entrevistados y respetar el medio ambiente cruzado.


UNA ECONOMÍA SOLIDARIA
La originalidad de la economía solidaria es establecer respuestas precisas y concretas a las dificultades de conexión entre acciones locales y la posibilidad de una amplia democratización de la economía. La economía solidaria en efecto se definió progresivamente a partir de prácticas que surgieron en acciones individuales y colectivas luego se enfrentaron a la realidad del terreno.

 

¿QUIÉNES SON ELLOS?
Son a la vez:
Habitantes, usuarios o profesionales asumiendo la concepción de los servicios que consideran necesarios, empresarios queriendo contribuir a la integración por lo económico de poblaciones en dificultad - de los consumidores que se organizan para comprobar la calidad de los productos que compran - de los ahorradores que utilizan diferentemente su dinero – Operadores turísticos, operadores, agentes de viajes que está de acuerdo a redistribuir más también el mercado del turismo.

 

DESARROLLO D’UNE ECONOMÍA SOLIDARIA
Definición: Rencontres profundos con servicios con experiencia en distintos ámbitos. Ayuda una red de expertos, contabilidad, gestión de empresa, apoyo logístico. Contribución financiera en forma de participación en gastos (transportes documentación). Esta diversidad de las gestiones explica que las acciones en una perspectiva de economía solidaria no se dejan encerrar en un estatuto jurídico. Por contra su actualidad se revela distintos contextos al Norte (recomposición y renovación asociativa en el conjunto de los países industrializados, nuevas cooperativas de solidaridad social, desarrollo económico solidario, grupos de autoasistencia), y al Sur (estructuración de un movimiento ido de la economía sumergida de supervivencia para conseguir organizaciones económicas generadoras de estatutos y rentas estables para la mayoría de América Latina).

Nuevas acciones que salen de la marginalidad ya que se encuentran en torno a características comunes.

Ponen la ayuda mutua mutua y la reciprocidad al cœur de la acción económica: personas se asocian libremente para realizar conjuntamente acciones que contribuyen a la creación de actividades económicas y empleos reforzando al mismo tiempo la cohesión social por nuevos informes sociales de solidaridad.

La voluntad individual y colectiva hacia los países en evolución hacen pues prueba d’ más grado equidad de las riquezas mundiales.

Definición

 

 

 

Copyright © 2003-2004 DEVELOPPEMENT CADI INTERNATIONAL. Derechos reservados.